Somos fabricantes y distribuidores de Hyperbaric Oxicab.

Historia Medicina Hiperbárica

Han sido muchas las organizaciones (AHA : American Heart Association, NCI: National Cancer Institute, BMJ: British Medical Journal, Cochrane Collaboration) , y opiniones de expertos en el gremio de la salud que se han interesado en validar los beneficios de la oxigenoterapia, las investigaciones científicas que se han realizado en torno a ella han formado un conjunto de referentes a la hora de diseñar el plan médico para cada paciente.

Para los usos de la medicina hiperbárica se han utilizado diversos métodos de verificación, entre ellos, como el más relevante mencionamos la Medicina basada en la evidencia, MBE (Evidence Based Medicine) que requiere la experiencia clínica individual y con la mejor evidencia clínica externa derivada de los estudios de investigación sistemática.

Reseña Historia Medicina Hiperbárica

La medicina Hiperbárica nace hace mas de 300 años, en 1662 el clérigo inglés (fisiólogo y médico) Henshaw intuyó que el aumento de las presiones del aire podrían aliviar algunas lesiones agudas, mientras que, según él, las presiones bajas podrían ser útiles en las patologías crónicas. Esta fue la primera cámara Hiperbárica creada por Henshaw, el la nombro Domicilium.

La idea fue aplicada posteriormente en diferentes países de Europa, para mejorar la salud con los baños de aire comprimido, como se llamaba esta terapia en aquel entonces. La gente respiraba aire no oxigeno, pero aumentando la presión, sube la presión parcial de oxigeno.
El médico francés Junod (1834), practicaba terapias hiperbáricas para los pacientes con enfermedades pulmonares.
Estos centros fueron muy populares en europa desde 1837 y 1877, época de su expansión y se llamaba Centros Neumáticos.

El cirujano Frances Fontaine, en 1879, construyo un quirófano sobre ruedas, que podría presurizarse. En este quirófano fueron realizados más de 20 procedimientos quirúrgicos usando el óxido nitroso como anestésico. La anestesia profunda era factible por el aumento proporcional de la presión parcial de gases con la presurización; el aire comprimido a 2 atmosferas producía el efecto de respirar el doble de oxigeno, lo que hacía la anestesia más segura. Según las observaciones de Fontaine, las hernias se reducían más fácilmente y los pacientes recobraban el normal color de la piel saliendo de la anestesia, no se observaba cianosis.

La experiencia de fontaine con la cirugía Hiperbárica, corresponde al período semi científico del uso del aire comprimido para los fines terapéuticos, ya que él escribió el primer artículo sobre el uso del aire comprimido como un método coadyuvante en al cirugía.

Orville J. Cunningham, profesor de anestesia en la Universidad de Kansas en Kansas City, fue otro gran entusiasta del uso del aire comprimido. Él comenzó con observaciones de pacientes con problemas cardíacos y alteraciones circulatorias que se sentían mal viviendo en las montañas y mucho mejor a nivel del mar. Tomando esta observación, él dio un paso más: consideró que aumentar la presión podía ser beneficioso para estas personas.
Durante la epidemia de influenza en 1918, este profesor puso a un joven médico residente, que se
estaba muriendo de asfíxia, en una cámara hiperbáríca que usaba para los experimentos con animales, y le salvó la vida, comprimiéndolo a 2 atmósferas, lo que resultó suficiente para superar la crisis de hipoxia. Dr. Cunningham se demostró a sí mismo que su concepto era cierto y construyó una cámara de 26,84 metros de largo y 3,05 m de diámetro en Kansas City y empezó a tratar diferentes enfermedades, la mayoría de ellas sin ninguna base fisiológica para aquellos tiempos.
El Sr. Timkin, de la Compañía de Rulemanes, fue su paciente y su enfermedad renal mejoró en la cámara del Dr. Cunningham. Como agradecimiento para el Dr. Cunningham, Tímkin construyó la cámara hiperbárica más grande que jamás antes existiera.
Esta cámara era una esfera de acero de 5 pisos y 19,5 m en diámetro. Este "hospital de bola de
acero", ubicado en Cleveland, Ohio, tenía dentro un cuarto para fumadores en el último piso, carpeta de peluche, comedores y cuartos individuales. Este hospital se presurizaba hasta 3 ATA.
Cunníngham consideraba que algunos organismos anaeróbicos "que no pueden ser cultivados" eran responsables por las enfermedades como hípertensión, uremia, diabetes y cáncer y que la terapia con aire comprimido ayudaba producir la inhibición de estos organismos. La Asociación Médica Amenc ana (AMA) y el Colegio Médico de Cleveland, por no tener ninguna justificación científica como base de sus tratamientos, en 1930 lo obligaron a cerrar su hospital. Lamentablemente, "la bola de acero" fue desmontada durante la Segunda Guerra Mundial, para usar el material. Si no hubiese ocurrido esto, esta construcción podría haber sido una buena
pieza de museo.
La historia de la medicina hiperbárica científica empieza con dos nombres: Paul Bert y John Scott Haldane. Paul Bert (1 833-1 886) nació en Auxerre. Estudió en Eco/ePo/ytechnique de Paris con la intención de ser ingeniero; después estudió abogacía y por fin fisiología. Fue el mejor alumno de Claude Bernard. Se recibió como doctor en medicina en 1863, y doctor en ciencias en 1866, fue
nombrado profesor de fisiología en Bordeaux (1866) y en la Sorbonne (1869). Recibió el 'Grand Prix" de la Academia Francesa por sus estudios sobre la presión barométrica. Construyó varias cámaras, que podrían usarse como hiper e hipobáricas.

En 1881 fue nombrado ministro de educación y culto. En 1886 fue delegado a Indochina y nombrado el residente general en Annam y Tonkin. En noviembre de 1886 Bert murió de disentería en Hanoi. Tenía solamente 53 años.

Bert es más conocido como científico que como político o administrador. Su trabajo clásico "La Pression barometrique" (1878), es la base de conocimiento de efectos fisiológicos que ejerce la presión de aire menor o mayor que la atmósfera uno.

Bert se interesó de los problemas de menor presión barométrica que sufrían los escaladores de montañas y los montadores de globo aerostático. Como contrapartida, él estudió los efectos de la mayor presión que experimentaban los buzos. Al revisar los trabajos ya hechos en esta área, fue sorprendido por los estudios del Dr. Alphonse Gal mientras éste vivía en Grecia. El Dr. Gal fue el primer médico que empezó a bucear para sentir la reacción del cuerpo en el medio subacuático. Bert estudió las experiencias del Dr. Gal y sus reportes de los buzos lesionados o muertos.

Estos estudios lo llevaron a la conclusión de que la presión no realiza un efecto físico sino químico por cambiarse la proporción del oxígeno en sangre. La presión baja resulta en privación de oxígeno, mientras que la presión alta produce intoxicación por oxígeno. Demostró que el exceso de oxígeno a alta presión puede ser fatal y la toxicidad por oxígeno sobre el sistema nervioso central se llama hasta el día de hoy el "efecto Paul Bert".

Probablemente, su mayor descubrimiento fue el del efecto de saturación de los tejidos por nitrógeno bajo presión, y la producción de burbujas durante la descompresión. Investigando los efectos de la descompresión, Bert presurizaba los perros a 7-9 ATA y los descomprimía entre 1 y 4 minutos. Los 21 perros de experimentación murieron, mientras uno quedó asintomático. Durante un experimento el aparato con los perros explotó a 9 atmósferas, la muerte de animales fue instantánea, con los cuerpos muy distendidos, con el corazón derecho lleno de burbujas. Descubrió además, que los perros expuestos a esta presión no sufrían alteraciones sí la descompresíón se realizaba lentamente.

EI determinó que los síntomas se debían a la formación de las burbujas de gas en sangre y tejidos. Identificó que a las burbujas las produce el nitrógeno. Explicó que a mayor presión parcial de nitrógeno, este gas se disuelve en los tejidos y después con la reducción subsiguiente de la presión el nitrógeno sale del estado soluble y forma las burbujas. Como resultado de estos estudios, Bert concluyó que los buzos y los trabajadores de caisson (cámara de aire comprimido) deben experimentar la descompresión lenta y con velocidad "que diera tiempo para que el nitrógeno no solamente pueda 'escapar' de la sangre, sino permitir al nitrogeno eliminarse de los te/idos, pasara la sangre" y después eliminarse de la sangre.

También propuso -para los buzos- realizar las paradas de descompresión durante el ascenso en la mitad de la distancia después de un buceo profundo, lo que hoy en día es conocido como "la parada profunda".
Bert buscaba métodos de tratamiento de la enfermedad por descompresión una vez que aparecieran los síntomas. Sus experimentos demostraron que los síntomas pueden aliviarse al volver el lesionado al espacio comprimido en el caisson o túnel con posterior descompresión lenta. Esto fue el inicio de la terapia de recompresión que es el método más efectivo de tratar la enfermedad por descompresión actualmente. Asimismo, demostró que respirar el oxígeno puro fue altamente efectivo para aliviar los síntomas de la enfermedad de descompresión. En uno de los experimentos con animales, escribió: "La acción favorable del oxígeno es evidente; despues de unas inhalaciones (de oxígeno) los síntomas de distrés desaparecieron ".
En un estudio posterior Bert trataba de explicar, por qué funciona el oxígeno. "Yo pensaba que si el sujeto respirase un gas que no contenga nitrógeno por ejemplo, oxígeno puro- la difusión podría tener lugar más rápido y probablemente ser suficientemente rápida para hacer que todo el gas (nitrógeno) desapareciera de la sangre ".
Es la razón por la que el oxígeno es tan útil en el tratamiento de la enfermedad de descompresión. Bert fue el primero en proponer la terapia de recompresión con oxígeno, aunque la terapia moderna fue implementada muchos años después. John Scott Haldane (1860-1936), fisiólogo escocés, es considerado padre de la teoría de la descompresión moderna. Haldane fue el primer científico en aplicar la ciencia para predecir los resultados de la descompresión y sus métodos forman la base de la mayoría de las teorías de descompresián modernas.

Haldane nació en Edimburgo y estudió medicina en la Universidad de Edimburgo, de la cual se graduó en 1 884. En Oxford enseñaba medicina y realizaba investigaciones. En 1906, junto con John Gillies Priestley (1880-1941 ), descubre que ! reflejo respiratorio está 'gatillado' más por el exceso de dioxido de carbono en sangre que por falta de oxigeno.

Haldane se convierte en una autoridad en el tema de las enfermedades respiratorias en los obreros industriales y en 1912 es nombrado Director del Laboratorio Científico de Minas en Doncaster. Haldane fundó la Revista de Higiene (Journal of Hygiene) y justamente en esta Revista fue publicado el primer juego de tablas de descompresión. Durante su vida profesional escribió "El organismo y medio ambiente" (1917), "La respiración" (1922), "La filosofía del Biólogo" (1936). Haldane murióde neumoníaen 1936.

Las obras más importantes de Haldane son las dedicadas al buceo. En 1905 entró en el Comité de
Buceo Profundo de la Armada Real para investigar las operaciones del buceo y la enfermedad de caisson, como fue llamada en aquel entonces la enfermedad por descompresión.

Los trabjadores de caisson, empleados en la construcción de los puentes y túneles, a menudo sufrían dolores en las articulaciones. Los síntomas eran más graves al trabajar los obreros a mayor profundidad. Muchos sufrían parálisis total y la muerte era frecuente entre ellos. Los resultados de los estudios sugerían que los gases respirados bajo presión se difundían en los tejidos del rganismo y cuando salían de los tejidos formando burbujas, aparecía la enfermedad de descompresión. Los mismos síntomas sufrían los buzos al respirar aire bajo presión alta. Ellos recibían las instrucciones de ascender lento en la profundidad y más rápido al acercarse a la superficie. Gracias a los trabajos de Haldane hoy se sabe que esto fue un error y aumentaba el riesgo de la enfermedad por descompresión.

Haldane experimentaba en cabras por tener ellas el cuerpo comparable en tamaño con el Humano. Él demostró que el cuerpo puede tolerar un pequeño exceso de gas sin efectos dañinos aparentes. Haldane escribió: "La formación de burbujas depende evidentemente de la presencia de un estado de sobresaturación de los líquidos del organismo con nitrógeno". Haldane supuso que el cuerpo representa un grupo de tejidos que absorben y eliminan gases a diferentes velocidades. Él propuso los modelos matemáticos para describir estos fenómenos y definió los límites de la sobresaturación que los tejidos pueden tolerar.
Haldane introdujo el concepto de tiempo medio de saturación y desaturación del nitrógeno. El tiempo medio es el tiempo durante el cual un cierto tejido puede estar saturado a la mitad con un gas inerte. El propuso 5 diferentes compartimientos de los tejidos con tiempo medio de 5, 10, 20, 40 y 75 minutos.

Haldane demostró que la descompresión es más peligrosa cerca de la superficie. Uno de los conceptos de su trabajo, que no perdió actualidad hasta hoy, es la idea de las diferencias relativas, en la presión, y no absolutas. Esto quiere decir que al subir el buzo desde 60 m, tiene que travesar los 35 m hasta llegar a la presión absoluta que constituye la mitad de la presión a los 60 m (son 7 atmósferas a 60 m y3,5 atmósferas a 25 m) y solamente 15 m desde los 20 m (3 atmósferas a 20 m y 1,5 atmósferas a 5 m). Según el concepto del tiempo medio era igualmente riesgoso al cambiar la presión de 6 atmósferas a 3, o de las 4 atmósferas a 2 y de dos atmósferas a una. Esto dictaba la necesidad de una descompresión diferencial para cada profundidad, conceptos fundamentales en esta disciplina.

Haldane desarrolló las tablas prácticas de descompresión que incluían velocidades de ascenso más lentas, mientras los buzos se acercaban a la superficie. Los resultados de estos estudios fueron publicados en 1908 en la Revista de Higiene.

Él publicó sus estudios de las tablas de descompresión en forma disponible para todos los que lo necesitaran. Las conclusiones de sus estudios fueron aceptadas en todo el mundo y se convirtieron en la base de las operaciones de los buzos en Gran Bretaña y en otros países. En 1912 la Armada de los EE.UU. aceptó estas tablas como la base de operaciones de buceo y las usó hasta 1956.

En el año 1933, Damant y Philips, de la Armada de Inglaterra, comienzan a utilizar la respiración de oxígeno en cámara hiperbáríca para disminuir los tiempos de descompresión después de bucear.

En los años 50 deI siglo pasado, la iniciativa de aplicar el oxígeno hiperbárico pertenecía a los cardiocirujanos, quienes necesitaban aumentar de alguna manera la presión parcial de oxígeno en sangre para intervenir a los pacientes con mayor seguridad (con valvulopatías adquiridas o congénitas o tratar la enfermedad coronaria). La cámara hiperbárica que se encuentra actualmente en Sydney en el Hospital del Príncipe Wales (Prince of Wales Hospital) fue construida en esta época por la aceptación de la idea del Dr. Christian Barnard, el famoso cardiocirujano, quien realizó el primer transplante cardíaco.

El uso científico moderno de la cámara Hiperbárica en medicina remida con los trabajos del Dr. Ite Boerema, Profesor de Cirugía en la Universidad de Amsterdam en Holanda, quien propuso usar el oxígeno hiperbárico en cirugía cardiaca para aumentar la tolerancia del paro cardíaco por los pacientes. El Dr. Churchill-Davidson en Inglaterra fue el primero que en 1955 empezó aplicar la oxigenoterapia hiperbárica para potenciar el efecto de irradiación en los pacientes oncológicos.

El Dr. Ite Boerema, (1902-1978, nació en Uituizen, Holanda) fue un medico de sólida formación académica, un cirujano brillante, y además héroe de la Resistencia durante la Segunda Guerra Mundial. Como científico consideraba la cirugía como 'ingeniería en medicina', sus ideas viven en la tecnología médica del día de hoy, específicamente en la oxigenoterapia hiperbárica. Dr. Ite Boerema puede ser considerado el precursor y promotor de la cirugía hiperbárica. El inició sus estudios en este campo en 1948. Procuraba solucionar la interrupcion de la circulación cardiaca reduciendo la temperatura del animal de experimentación hasta 27°C; sin embargo, opto por un nuevo plan de accion: en lugar de reducir el metabolismo, se le ocurrió incrementar el suministro de oxígeno al organismo, administrándolo a alta presión.

Las primeras investigaciones se llevaron a cabo en animales; utilizando el tanque hiperbárico de Den Helder, donde la Escuela Naval de Holanda adiestraba a los futuros miembros de la armada submarina. En un principio, los investigadores comprobaron que los cerdos que inhalaban oxígeno a una presión de tres atmósferas, podían sobrevivir durante períodos de 15 mm. con solamente un 0,4% de hemoglobina, ya que sus cuerpos se saturaban de oxígeno disuelto en plasma, y cuando volvían a presión atmosférica y se les restituía la sangre extraída, los animales continuaban viviendo. Sobre este experimento Boerema publicó un artículo con el título "La vida sangre . La repercusion de este experimento fue trascendente.

Se demostró que el contenido de oxígeno del plasma sanguineo aumenta veinte veces si se inhala a una presión de tres atmósferas. "Resulta sorprendente cómo un animalillo de
piel normalmente sonrosada adquiere un color blanco como un lienzo, en tanto se conserva con todo su vigor y energía ".

En 1959 se construyó en el hospital Wilhelmína Gasthuis de Ámsterdam una gigantesca cámara de acero que albergaba en su interior un quirófano de 3.5 x 5.5 m, un pequeño armario para instrumental y una antesala donde los médicos y enfermeras se sometían a la compresión o descompresión. Boerema, a través de un teléfono, ordenaba "inmersión" y "superficie" según se requerían la compresion o la descompresion. La hiperpresion de tresatmósferas se alcanzaba en unos 12 minutos.

En el año 1960 se realizaron las primeras experiencias quirúrgicas bajo hiperbaria: se practicaron en niños afectados de cardiopatía congénita (anastomosis aorto-pulmonar a corazón abierto). Por aquellos tiempos, se introducían en la cámara Hiperbárica pacientes coronarios que habían sufrido un infarto reciente. Si el lapso de tiempo desde el comienzo
del ataque no superaba las dos horas, esta técnica permitía superar la crisis.

Además, la aplicación de la oxigenación Hiperbárica tuvo sus éxitos en el tratamiento de la gangrena gaseosa por el efecto que se buscaba con el aumento de la presión parcial de oxígeno en sangre en la lucha contra los microbios anaerobios. El 25 de octubre de 1960 fue tratado el primer paciente con gangrena gaseosa en cámara hiperbárica.

Boerema utilizo también la oxigenoterapia Hiperbárica para revitalizar colgajos de piel en politraumatizados, fracturas complicadas y casos de congelación.

En la ex URSS fueron el destacado Dr. Níkolai Amosov, un extraordinario cardiocirujano que promovía este tratamiento y el Dr. Boris Petrovsky, otro cardiocirujano muy famoso y al mismo tiempo Ministro de Salud Pública de URSS. En 1974 fue inaugurado el Barocentro, con un complejo de seis cámaras multiplaza dentro del Instituto Científico de Cirugía Clínica y Experimental. El discípulo del Dr. Petrovsky, el Dr. Serguei Yefuni fue Director de este Centro durante más de 20 años y aportó mucho para el desarrollo de la medicina hiperbárica. En el Barocentro de Moscú, que se considera el mayor centro de medicina hiperbárica del mundo, entre 1974 y 1990 fueron realizadas más de 1000 cirugías cardíacas y vasculares en los troncos supra-aórtícos. La mayor presión parcial de oxígeno en sangre hace posible clampear las arterias cerebrales hasta unos 5 minutos, lo que permite al cirujano trabajar con mayor comodidad y al mismo tiempo crea mejores condiciones y seguridad para el paciente.

Los baroquirófanos, las cámaras hiperbáricas multiplaza y monoplaza aparecieron en todo el territorio de la Unión Soviética y en los años 80 hubo más de 700 centros de OHB en todo el país. El método fue aplicado para muchas enfermedades y condiciones, entre otras en la atención de los partos de las mujeres con cardiopatías. Actualmente Rusia cuenta con más de 500 centros de oxigenoterapia hiperbárica. Desde 1996 se edita la Revista de
Medicina y Fisiología Hiperbárica, de aparición trimestral con las publicaciones científicas y normativas administrativas sobre el tema.
Lo más importante en el desarrollo de la medicina hiperbárica en Rusia es la buena divulgación del método, el consenso nacional en su aplicación para las diferentes patologías aprobado por el Ministerio de Salud Pública y la aceptación de esta especialidad por otras ramas de medicina y el trabajo en equipo entre los diferentes especialistas, lo que permite obtener mejores resultados en los tratamientos.

Actualmente, en todo el mundo, la medicina hiperbárica se convirtió en una especialidad con un gran material acumulado de la aplicación del método en diferentes enfermedades. Hay mucho desarrollo de medicina hiperbárica en Noruega, en Francia, en Inglaterra, en Italia, en España, en Grecia, en Portugal, en Finlandia, Alemania, Austria y en otros países de Europa.

En Europa hay varias organizaciones internacionales: en 1963 fue creado por el mismo Dr. Boerema el Congreso Internacional de Medicina Híperbárica (ICHM — International Congress Qn Hyperbaric Medícine) que se reúne cada tres años. Es la organización más antigua de medicina hiperbárica. En 1973 fundó, en el seno del célebre Instituto Karolinska de Estocolmo, la Sociedad Europea de Baromedicina Su bacuática (European Underwater and Baromedícal Society, EUBS), que desde entonces celebra el Comité Europeo Medicina Hiperbárica (The European Committee for Hyperbaric Medicine. ECHM).

Actual me n te hay casi 600 cámaras hiperbáricas en los EE.UU. Los médicos que practican la oxigenoterapia hiperbárica están reunidos por la sociedad americana que al mismo tiempo tiene más de 2000 miembros en todo el mundo, siendo los representantes de otros países miembros de las sociedades locales. Otro organismo en EE.UU. es el Colegio Americano de Medicina Hiperbárica (American College of Hyperbaric Medicine).

Existe un gran desarrollo de la medicina hiperbáríca en Japón (las recomendaciones de aplicación de OHB son más amplias que las de UHMS, incluyendo las indicaciones neurológicas), en China, en Australia, en India, en Turquía, etc.

Como reconocimiento de un gran desarrollo de la medicina hipe rbárica en Australia, el congreso anual deI 2004 de UHMS tuvo lugar en Sydney, Australia 25—29 de mayo.

En América Latina el mayor desarrollo de la OHB ocurrió en Cuba. En 1967, el profesor cubano Manuel Castellanos participó en Francia en la Jornada Nacional de OHB y Fisiología Subacuática, donde obtuvo toda la información pertinente sobre las indicaciones clínicas del método, que rápidamente introdujo en Cuba.
En 1969, el Dr. Rafael Castellanos Gutiérrez defendió su tesis sobre el tema (Castellanos Gutiérrez R. Oxigenación hiperbárica. Su aplicación en la gangrena gaseosa [trabajo para optar por el título de especialista de 1 Grado en Angiología y Cirugía Vascular] . 1969. Hospital "General Calixto García", La Habana). Sin embargo, recién en 1983 el Ministerio de Salud Pública, a raíz de atender a buzos nicaragüenses con secuelas neurológicas por accidentes de buceo, decidió crear un grupo de coordinación para el desarrollo de la OHB en Cuba, así como enviar a algunos de sus integrantes para ser entrenados al respecto en la ex-Unión Soviética y otros paises de Europa del Este.

En 1986 se inauguraron 2 servicios de OHB con cámaras monoplazas soviéticas y Dráguer alemana: uno en el hospital "Luís Díaz Soto" de Pinar del Río y otro en el "Hermanos Ameijeiras" de La Habana, y en este último se inicio en 1987 la formación de especialistas en esa labor. Un año más tarde se crearon servicios similares en Cienfuegos (Villa Clara) y en 1993 se hicieron extensivos a las restantes provincias, llegando casi a 20 centros, regidos por la Comisión Nacional en Ciudad de La Habana. Actualmente Cuba cuenta con casi 50 cámaras híperbáricas.

México demuestra otro ejemplo de un gran desarrollo de medicina hiperbárica. En el 2003 hubo 50 centros de especialidad en este país, en el 2004 ya eran 124. Es la necesidad del desarrollo general de la medicina y al mismo tiempo el resultado de un gran esfuerzo de la Sociedad Mexicana de Medicina Hiperbárica dirigida por el Dr. Cuauhtemoc Sánchez.

Las publicaciones sobre la medicina hiperbárica y del buceo están bajo revisiones de los diferentes Comités. En Europa los hemos mencionado. En 1962 en EE.UU. fue creado el Comité Ad Hoc de Oxigenación Hiperbárica dentro de la División Médica del Consejo Científico de la Academia Nacional (Ad Hoc Committee Qn Hyperbaric Oxygenation under the Committee on Shock of the Division of Medical Sciences of the National Acad emy of Sciences - National Research Council). La tarea de este comité fue "preparar los resúmenes críticos sobre la base fisiológica de administración de oxígeno hiperbárico, sus limitaciones, seguridad y peligros, equipamiento y requerimientos para el personal requerido para implementar los programas coordinados experimentales y clínicos". El primer resumen de este comite fue publicado en 1963 y el último en 1966.

En 1972 fue creado otro Comité por los directores del programa Medicare para enumerar las indicaciones en las cuales la aplicación de OHB aparece justificada como una intervención médica. La lista de enfermedades y condiciones fue presentada para la aprobación con las recomendaciones para el reembolso y cobertura por los aseguradores de salud. Este comité definió la Oxigenoterapia Híperbárica como un procedimiento en el que todo el cuerpo del paciente está sometido a la presión dentro de un recinto.
La UHMS estableció en 1976 su Comité para evaluación de las indicaciones para la aplicación de la oxigenoterapia hiperbárica. El primer resumen de este Comité salió en 1977, desde aquel entonces cada 3 ó 4 años se publica un resumen nuevo, correspondiente a los estudios realizados durante este tiempo. El último resumen, vigente hasta hoy.

Viviendo en la época de la medicina basada en la evidencia, la principal tarea de este Comité es resumir los datos bibliográficos de los estudios controlados aleatorios de mayor nivel posible para recomendar estas indicaciones para la cobertura de la prestación de cámara hiperbárica. Los resúmenes de este Comité sirven como guía para los médicos que practican la OHB y para los aseguradores de salud. Actualmente la lista de estas recomendaciones incluye:
1. Enfermedad por descompresión.
2. Gangrena gaseosa.
3. Embolia gaseosa o aérea.
4. Intoxicación por monáxido de carbono, intoxicación por monóxido de carbono complicado por cianuros.
5. Lesiones en pie diabético y retrasos de la cicatrización.
6. Infecciones necrotizantes de tejidos blandos.
7. Injertos y colgajos comprometidos.
8. Osteomielitis (refractaria).
9. Osteoradionecrosís y radionecrosis de tejidos blandos.
10. Isquemia periférica traumática aguda.
a. Aplastamiento.
b. Síndrome compartimental.
11. Quemaduras térmicas.
12. Anemia aguda excepcional.
13. Absceso intracraneano.

Las nuevas indicaciones podrán estar incluidas en esta lista si cumplen con los requisitos de la medicina basada en la evidencia. Las publicaciones incluyen miles de trabajos científicos, libros y reportes técnicos que representan los resultados de más de 100 años de estudios en los laboratorios científicos de las universidades del mundo, de las unidades militares y de las armadas. Los resultados se publicaban en Undersea and Baromedical Research (bimestral) y Journal of Hyperbaric Medicine (trimestral), las cuales desde 1993 se juntaron en una edición trimestral: la revista Undersea & Hyperbaric Medícne. En Internet se puede acceder a las publicaciones de esta Sociedad por el sitio: www.uhms.org

Galería de Imágenes

Social

twitter fb google+